La historia de LITTLE COTTON CLOTHES empieza con dos hermanas inglesas que querían crear ropa de niños simple pero bonita. Inspiradas en el campo, sus colecciones están confeccionadas a mano en la India por una pequeña fabrica familiar. Las flores y los cuadros son sus estampados básicos. Puntillas, botones… todo está cuidado hasta el último detalle.